Niñas y Niños

Para aprender

Y si leemos un cuento... ¡cOMENCEMOS!



​​​cuentos-infantiles-para-los-dulces-sueños.jpg

Un amigo en el papel

Aquella tarde Tatiana estaba muy enojada porque sus amigos le habían dicho que no sabía saltar a la cuerda. Así que se fue a su casa, entró en su habitación y se sentó encima de la cama.
image.jpg-Nunca más bajaré a jugar con ellos -pensó-.
¡Pero es tan aburrido estar sola!
Desde su habitación oía cómo sus amigos continuaban jugando y pasándoselo bien en la calle.
-ya sé lo que haré -dijo Tatiana en voz baja-.
Me inventaré un amigo muy especial, que siempre quiera jugar conmigo y no me haga enojar.
¡Lo llamaré Hugo!
Entonces dio un salto, agarró una hoja grande de papel y lápices de colores y empezó a dibujar primero la cabeza, luego el cuerpo los brazos y las manos.
-¿Y si tuviese tres piernas en lugar de dos? ¡Seguro que así correría mucho más! -grito Tatiana, emocionada con la idea-. Quizás también podría dibujarle otro brazo.
Cuando acabó de pintar. Tatiana, con cara sonriente pegó la hoja en la pared y dio un paso atrás para ver mejor a su amigo.
-Sólo le faltaría un poco de movimiento -se lamentó desilusionada.
En ese instante, Hugo movió la cabeza y empezó a observarlo todo.
-¡Hola, Hugo! ¿Vamos a jugar? -dijo muy contenta.
-¡sí! pero con tres piernas casi no puedo caminar, y también me hago un lío con los brazos -dijo Hugo moviéndose torpemente-. ¿Podríamos solucionarlo?
-¡claro! - contesto Tatiana
Así que se puso a trabajar y no paró hasta que Hugo tuvo dos piernas y dos brazos como todas las personas.
Ahora ya podían jugar juntos. En aquel momento llamaron a la puerta de la calle.
¡Qué sorpresa! eran Lucí​a, Julia y Mario, que venían a buscarla para que bajara a jugar con ellos.
-¡Este es mi nuevo amigo Hugo! dijo Tatiana entusiasmada, mientras salían todos por la puerta.


LA EXCAVADORA DE TITO

Tito Topo se levanta por la mañana muy temprano, tiene que trabajar a primera hora con su máquina excavadora.
Ya están todos trabajando cuando él llega a la obra. Imagen-animada-Excavadora-20.gif
¡Hay mucho que hacer para construir una nueva escuela!
Tenemos que preparar la zona donde vas a excavar, le dice a Tito el jefe de la edificación.
¡Mira, ya están colocados los banderines de señalización!
Tito abre una gran zanja con su máquina excavadora, y toda la tierra que saca, en un camión la amontona.

En la pausa del almuerzo, los niños rodean a Tito:
¿Nos dejas subir un ratito?
El trabajo de la excavadora  ya se ha terminado y los albañiles empiezan a levantar los muros de la nueva escuela.
La noche ya ha venido y...
¡Mirad como se ha dormido Tito!​


EL ADIVINO

37878-3-el-adivino-fabulas-cortas-para-ninos.jpg

Instalado en la plaza pública, un adivino se entregaba a su oficio. De repente se le acercó un vecino, anunciándole que las puertas de su casa estaban abiertas y que habían robado todo lo que había en su interior.

El adivino levantose de un salto y salió corriendo hacia su casa, desencajado y suspirando, para ver lo que había sucedido.
Uno de los que allí se encontraban, viéndole correr le dijo:  

-Oye, amigo, tú que te vanaglorias de prever lo que ocurrirá a los otros, ¿por qué no has previsto lo que te sucedería a ti?
El adivino no supo qué responder.

Moraleja: no hay que fiarse de aquellos que dicen que pueden adivinar el futuro de los demás. Tan sólo pretenden estafarnos y quitarnos nuestro dinero.



Para aprender